Iglesia de El Salvador (Rágama)
Categoría

Iglesia de El Salvador (Rágama)

Iglesia de El Salvador (Rágama)

Dirección:
Plaza Otero Aenlle, 10, 37318 Rágama, Salamanca

Historia:

Iglesia parroquial del pueblo salmantino de Rágama, limítrofe con la provincia de Ávila. El primer asentamiento en este lugar se debe a una construcción defensiva árabe donde hoy se levanta la iglesia del Salvador. Rágama, localidad que pertenece en la actualidad a la provincia de Salamanca, formó parte hasta el año 1833 de «La Tierra de Arévalo», primero del Tercio de Rágama y posteriormente del Sexmo del mismo nombre. Su iglesia del Salvador, fue originariamente de una única nave, la central, que era de estilo románico de ladrillo, con sencilla cabecera.

Reformada, casi reconstruida, entre los siglos XV y XVI (gótico tardío), tiene solicitada declaración BIC en mayo de 1998.

Actualmente tiene deterioros en la estructura y elementos decorativos, grietas en la capilla del Evangelio y en otras partes, ábside con paramentos muy desgastados y agrietados y pegotes de cemento, retablo con daños, artesonado en mal estado y con pérdida, acumulación de palomina.

El carácter del riesgo que acumula es: aumento del deterioro por falta de atención. En enero 2009 se ha hundido la cubierta de una de las naves laterales por la caída de uno de los nidos de cigüeña que se encontraba en la cúpula del templo.

Por todo esto ha entrado a formar parte de la tristemente famosa «Lista Roja del Patrimonio» en la que tantos y tan bellos monumentos de nuestra histórica «Tierra de Arévalo» están incluidos.

Iglesia de El Salvador (Rágama)
Altar Mayor Iglesia de El Salvador Rágama

Descripción:

En los primeros años del siglo XIII, en territorio castellano, no muy lejos de la frontera con León, a unos maestros anónimos se les encarga levantar una iglesia con una nave única y cabecera semicircular. Debe ser una iglesia rural, de marcado carácter popular y de evidente impronta decorativa, siguiendo, como los otros pueblos próximos, la huella de Alba. Así se construyó esta iglesia, con un ábside de los mejores de la provincia de Salamanca, que conserva su fábrica románica y su espíritu mudéjar.

Hoy en día se conserva muy poco de esta iglesia, ya que con el crecimiento de la población sufrió diversas reformas, especialmente en el siglo XVI. Tan solo la capilla mayor y el hastial occidental perduran de su fábrica inicial. El ábside, semicircular de ladrillo, está formado por tres niveles de arquerías dispuestas sobre un zócalo de granito; estos tres niveles no están dispuestos sobre el mismo eje, sino que alternan hueco sobre macizo. En cada nivel hay once arcos, algunos ocultos por añadidos posteriores, de triple rosca los de los dos niveles inferiores y doblados y enmarcados por rectángulos el nivel superior, rematado por esquinillas. Se observa además como tres saeteras se abren en el nivel intermedio. El conjunto está rematado por una cornisa de doble nacela, rota por tres vanos modernos abiertos en el siglo XVI. El hastial occidental, que corresponde al de la nave central, también original, está articulado por dos grandes arcos apuntados, de escaso resalte, uno roto por un óculo abocinado de tiempo posterior y el otro oculto por la torre. El que está visible cobija a otros cinco más pequeños y por encima de todo un friso de esquinillas acompañado de dos arcos de medio punto ciegos dentro de alfices.

En el siglo XVI se le adosan dos naves que cambian radicalmente el diseño primitivo, aunque la reforma se hace con ladrillo y tapial. También se cubrieron las naves con armaduras mudéjares. Sólo se conserva una, pero de magnífica traza poligonal, con rica decoración de entrelazo policromado, como si de sogas o cestos se tratara. La decoración se complementa con mocárabes, aunque uno de ellos se haya perdido por la inestabilidad de su estructura. Algo más tarde se levantará una esbelta torre campanario respetando, como en la Iglesia de San Pedro de Villoria, lo más antiguo.

Hoy día, la iglesia está formada por tres naves en planta basilical, la principal de mayores proporciones, separada de las laterales por tres arcadas de granito, la más cercana al altar de menor tamaño, y con bolas, que nos permiten datarla en la época de los Reyes Católicos. Las bóvedas son de cañón, rebajado en los laterales y con lunetos en el central. Las capillas de las naves laterales son la excepción, con bóveda de crucería en la sur y el excepcional artesonado mudéjar en la norte. Las tres naves están rematadas por retablos barrocos, con grandes columnas salomónicas y dorados, según se dice, por la herencia del conquistador Ragameño Francisco de Carvajal. Además se encuentra imaginería de calidad, como San Miguel y San Gabriel en el altar mayor o la Virgen del Rosario, patrona del pueblo de Rágama en la nave sur. Flanqueado por los Santos antes citados, preside el altar mayor un relieve de la transfiguración del Señor. Bajo este se encuentra una pequeña imagen de la Virgen de las Virtudes traída del abandonado convento del mismo nombre, aunque ha perdido su posible valor por pésimas restauraciones.

 

Iglesia de El Salvador (Rágama)
Humilladero de Rágama (Rágama)
Humilladero de Rágama

(Realizado por Alberto  IES Martínez Uribarri)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *